• Artritis o Artrosis

    Alivie Efectivamente el dolor, la inflamación, la rigidez, el enrojecimiento y la movilidad de las articulaciones con nuestro tratamiento de Celulas Madre o Terapia Celular!
    +Leer Más
  • 100% Natural

    Dependiendo de la dosis, el estado de la enfermedad y el metabolismo del paciente, se pueden ver resultados con el pasar del tiempo.
    +Leer Más
  • Células Madre

    La duración de nuestro tratamiento con células madre o terapia celular variará dependiendo de la dosis a adquirir. Mientras mayor es la dosis, el tiempo de tratamiento es mas corto y los resultados se verán mas rápido.
    +Leer Más
  • 1
  • 2
  • 3

¿Cómo tratar la Artritis o la Artrosis Efectivamente?

¿Le gustaría controlar la Artritis con un tratamiento efectivo y que no sea de por vida? ¡Usted podrá aliviar el dolor, el temblor, la inflamación, el enrojecimiento y la movilidad de las articulaciones con nuestro Tratamiento de Células madre!

¿Qué son las Células Madre?

La forma más fácil de definirlas es decir que son aquellas que tienen capacidad de formar tejidos. Es decir, que unas pueden multiplicarse y diferenciarse para dar origen a muchas células de la piel, el páncreas, el cerebro o el tipo celular que sea.

Con la Células Madre Suizas usted podrá obtener muy buenos resultados en el tratamiento de la Artritis, ayudando a regenerar el cartílago, el cual normalmente protege la articulación, en vías de lograr un buen funcionamiento y desinflamando la articulación. Las células madre se encargaran de reemplazar las células deterioradas por células jóvenes y sanas que le brindaran un alivio en sus síntomas.

¡Con nuestro Tratamiento usted no sufrirá ningún tipo de efecto secundario!

Nuestro tratamiento no causa ningún tipo de efecto secundario, es completamente natural, no está contraindicado y no existe riesgo de sobredosis.

¿Qué es la Artritis?

Es una enfermedad neurodegenerativa de las articulaciones que consiste en la inflamación o desgaste de las articulaciones. Puede generarse debido al acumulamiento excesivo de ejercicio en las articulaciones o por una lesión mal curada, entre otras causas. Su riesgo, dependiendo de lo desarrollada que esté, puede llegar a ser muy grave, llegando a inmovilizar completamente la articulación en la que se presente. En algunos casos, se extiende a todas las articulaciones e impide una vida normal y la posterior discapacidad de movimiento en todo el cuerpo.

La Artritis puede conducir con el tiempo a una incapacidad progresiva, desencadena limitación de los movimientos, hinchazón y dolor en las articulaciones, temblor en las extremidades principalmente en las manos, pérdida progresiva de la fuerza y deformación de la parte el cuerpo afectada, como manos o pies, incrementándose con el tiempo impidiendo a la persona moverse con libertad.

¿Qué es la Artrosis?

La artrosis también llamada osteoartritis es una enfermedad producida por el desgaste del cartílago, tejido que hace de amortiguador al proteger los extremos de los huesos y que favorece el movimiento de la articulación. Es la enfermedad reumática más frecuente, especialmente entre personas de edad avanzada. No se sabe aún con certeza cuál es el origen de este padecimiento.

En la artrosis, la superficie del cartílago se rompe y se desgasta, lo que provoca que los huesos se muevan el uno contra el otro y genera fricción, dolor, hinchazón y pérdida de movimiento en la articulación. Con el tiempo, la articulación llega a perder su forma original, y pueden crecer en ella espolones. Además, pueden desprenderse trozos de hueso y de cartílago y flotar dentro del espacio de la articulación, lo que genera más dolor y daño.

¿Cómo tratarlas Efectivamente?

El objetivo del tratamiento mediante la terapia celular, es principalmente tratar de manera natural y eficaz la Artritis o la Artrosis, mejorando el funcionamiento en las articulaciones, ayudando en la regeneración del cartílago, el cual normalmente protege la articulación, con la finalidad de desinflamarla y de optimizar su desempeño.

Logrando esto, se podrá experimentar una mejoría notable a nivel general, logrando sentirse mucho mejor y se verá como los síntomas son controlados, ya que se ataca directamente la causa del problema, regulando el buen desempeño de nuestros sistemas.

El tratamiento con la terapia celular, se basa en la inserción de células sanas al organismo, estas células provienen de extracto de placenta de oveja, conejo, vegetal y humana, de acuerdo a las distintas presentaciones. Luego de ingresar en el cuerpo, estas células sanas y jóvenes, se dirigen específicamente hacia los órganos afectados, en este caso, a las articulaciones regenerando las células deterioradas.

Recomendaciones para aliviar la Artritis

  • Ejercítece
  • Dieta
  • Vida Sexual
  • 10 Consejos

¡El Ejercicio es Muy Importante!

El ejercicio ayuda a disminuir el dolor y la rigidez, mantiene las articulaciones en movimiento, aumenta o mantiene la fuerza muscular y aumenta la resistencia. El ejercicio y su artritis:Aprenda a reducir el dolor y la rigidez derivados de la artritis mediante el ejercicio

La palabra artritis significa literalmente inflamación de la articulación (artr = articulación; itis =  inflamación). Se refiere a más de 100 enfermedades o condiciones distintas que afectan las articulaciones y los tejidos que las rodean, tales como los músculos y tendones. Algunas formas de artritis, como la artritis reumatoide o el lupus, también afectan a otras partes del cuerpo, incluyendo la piel y los órganos internos.

Casi 50 millones de personas en los EE.UU. que tienen artritis o enfermedades afines. Las personas con artritis se enfrentan a muchos retos como consecuencia de su enfermedad, pero afortunadamente existen diversas maneras de encarar estos desafíos y llevar una vida plena.

Leer Mas!

¡Cuide la Dieta!

La comida no puede curar la artritis, pero puede hacer que la enfermedad sea más llevadera o que se complique. Aunque las personas que la sufren están familiarizadas con el dolor, y los crujidos, pequeños cambios en la dieta pueden producir grandes mejoras en el convivir diario con la enfermedad y, ya de paso, pueden ayudarte a perder peso.

1. Comidas con ácidos grasos omega-3: pescado graso y frutos secos

Los ácidos grasos omega-3 disminuyen la producción de sustancias químicas que propagan la inflamación. Además, inhiben las enzimas que la provocan. El pescado graso también contiene vitamina D, que ayuda a prevenir la hinchazón y el dolor.

Una correcta dieta para la artritis debe contener al menos un gramo de omega-3 al día. Unos 100 gramos de salmón, por ejemplo, contienen hasta 1,5 gramos de este ácido graso. También es recomendable añadir frutos secos a las ensaladas.

Leer Mas!

¡No deje que la Artritis arruine su Vida Sexual!

Si usted tiene artritis, podría disminuir el dolor e intensificar el placer.

De acuerdo con the Arthritis Foundation, la AR afecta a 1.3 millones de personas en los Estados Unidos. Esta enfermedad autoinmunológica estimula la inflamación en el revestimiento de las articulaciones, y eventualmente puede causar deterioro del hueso y cartílago. La AR puede provocar dolor, rigidez, fatiga y movimiento restringido, todo lo cual puede ser perjudicial para el romance y la pasión.

Los Efectos Sexuales de la Artritis

Aunque los efectos secundarios sexuales de otro tipo de artritis, la osteoartritis (OA), no se han estudiado de manera tan extensa como aquellos de la AR, muchos terapeutas sexuales tienen experiencia asesorando a personas con OA. La osteoartritis, la cual atrofia el cartílago de la articulación, provoca algunos de los mismos síntomas, como dolor y restricción de movimiento, los cuales podrían interferir con el placer del sexo.

Leer Mas!

10 consejos para pacientes con Artritis

1.- Tipos de artritis

Hoy en día se conocen más de 100 tipos diferentes de artritis, en algunas de ellas se conoce la causa, en otras no. Por eso es de suprema importancia establecer un diagnóstico adecuado porque de esto dependerá su pronóstico y su tratamiento

En otras palabras, no todas las artritis se tratan iguales, de ahí que es preferible que consulte al especialista en artritis para realizar un diagnóstico temprano y un tratamiento apropiado. Actualmente hay excelentes tratamientos para todo tipo de artritis y mientras más temprano se trate mejor será su futuro. 

Leer Mas!

Pruebas diagnósticas en la Artritis Reumatoide (AR). Interpretación

Introducción

La AR no puede diagnosticarse con una única prueba, sino que es necesaria una cuidadosa evaluación clínica, complementada con una serie de pruebas, ya sean análisis de laboratorio o no. Nunca se debe olvidar que el diagnóstico de la AR es eminentemente clínico.

Las pruebas que se utilizan sólo son una herramienta para diagnosticar la AR y diferenciarla de otras formas de artritis y de otras enfermedades con síntomas similares, así como para valorar su gravedad. Sirven para controlar la enfermedad y la respuesta al tratamiento, así como para evaluar las complicaciones (si las hubiere) y detectar posibles efectos secundarios de la medicación.

Sin embargo, hay que tener siempre presente que:

Ninguna prueba es perfecta. A veces personas sanas tienen pruebas con resultados anormales, y personas con artritis reumatoide pruebas con resultados normales. Pero no debe preocuparse, su médico diagnostica y trata a los pacientes, no a sus "análisis".

Muchas de las pruebas diagnósticas no se repetirán una vez se ha confirmado el diagnóstico.

Se considera que una prueba es específica cuando tiene muy pocos falsos positivos (un falso positivo de una prueba diagnóstica indica que el  parámetro buscado está alterado cuando en realidad no lo está, por lo tanto el resultado induce a error).

Una prueba inespecífica tiene muchos falsos positivos, y no debería utilizarse para diagnosticar enfermedades.  

Qué pruebas se realizan para diagnosticar la AR

Exploración física:

Articulaciones inflamadas.Problemas mecánicos articulares (disminución del movimiento, inestabilidad, deformación).Manifestaciones extraarticulares o sistémicas (fatiga, anemia...)

Radiografías

Análisis de sabgre (pruebas de laboratorio rutinarias)

Hematocrito y hemoglobina: Miden el número de glóbulos rojos. Su disminución constituye la anemia, que puede ser debida a falta de hierro, pero también a la inflamación mantenida.

Recuento de leucocitos: Los leucocitos o glóbulos blancos ayudan a combatir la infección. En general, el número de leucocitos aumenta en las infecciones y en algunas enfermedades inflamatorias. Es un análisis que se realiza con frecuencia también para evaluar los efectos secundarios de un fármaco o la posibilidad de que exista una infección.

Recuento de plaquetas: Las plaquetas ayudan a coagular la sangre y parar la hemorragia. Si el número de plaquetas es demasiado bajo, ya sea por la propia enfermedad o como efecto secundario de un fármaco, existe la posibilidad de que se produzca un problema de tipo hemorrágico.

Velocidad de sedimentación globular (VSG) Es una prueba que mide la presencia de inflamación en el organismo, así como la actividad de la enfermedad. Puede ser de ayuda en el diagnóstico y el control de la AR (por ejemplo, la VSG puede estar elevada en la AR, pero no en la artrosis). Pero es muy inespecífica, es decir, puede estar alta en muchas otras circunstancias diferentes e incluso un 5-8 % de los individuos sanos tiene una VSG elevada.

Proteína C reactiva (PCR): También mide la cantidad de inflamación presente. Los niveles de PCR responden más rápidamente a los cambios en la inflamación que la VSG. Sin embargo, para realizar el análisis de la VSG sólo se necesita una hora de tiempo y muy poco equipo, mientras que medir la PCR tarda un día entero y exige más equipo.

Los reactantes de fase aguda (VSG y PCR) reflejan la presencia e intensidad de un proceso inflamatorio, pero no son específicos de la AR.   

Pruebas inmunológicas (Pruebas de laboratorio específicas): 

El sistema inmunológico es la defensa natural del cuerpo contra las infecciones, con el que el cuerpo combate y destruye los organismos invasores antes de que causen daño.

Sin embargo, existe un tipo de enfermedades en las que el sistema inmunológico se confunde y no distingue las propias células de los agentes extraños (antígenos). Entonces se desencadena la producción de sustancias de defensa (anticuerpos) que por error se dirigen contra las propias células y tejidos (y por ello se llaman autoanticuerpos). Estas enfermedades se llaman autoinmunes, y en ellas se incluyen varias formas de artritis, entre ellas la artritis reumatoide.

Las pruebas inmunológicas de mayor utilidad en la AR son:

Factor Reumatoide (FR): Es un autoanticuerpo cuya sola presencia constituye uno de los siete criterios diagnósticos confirmativos del diagnóstico de Artritis Reumatoide.

No se conoce con certeza la función del FR, aunque sí se sabe que no actúa directamente lesionando las articulaciones, sino que favorece las reacciones inflamatorias en el organismo, y éstas son las responsables de la destrucción tisular de causa autoinmune.

La prueba del FR es sensible, aunque no específica. No está presente en todos los pacientes: sólo un 80% de pacientes con AR presenta concentraciones elevadas de FR en sangre. Según si el paciente tiene el FR positivo o no, hablaremos de AR seropositiva o AR seronegativa. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que el FR puede estar elevado en otros trastornos, e incluso en individuos sanos.

El FR puede ser negativo al inicio de la enfermedad, y luego volverse positivo en los meses siguientes. Cuando la enfermedad está muy activa, con muchos síntomas, los niveles de factor reumatoide suelen ser altos, mientras que si la enfermedad es asintomática (en remisión), pueden llegar a desaparecer.

Se pueden encontrar niveles bajos de FR en otras enfermedades inflamatorias y en infecciones. Asimismo, el 5-10% de las personas sanas tienen FR positivo, incluso un porcentaje más alto si se trata de mayores de 65 años. Por eso su presencia siempre debe valorarse en base a la clínica de cada paciente.

Qué significa que un paciente con Artritis Reumatoide es Seropositivo.

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad inflamatoria crónica de las articulaciones cuya causa es desconocida. La patogenia, es decir, la forma en que se produce, es autoinmune, y en este tipo de enfermedades se producen una serie de anticuerpos que reaccionan contra diversas partes del propio cuerpo, originando los llamados auto-anticuerpos.

En la artritis reumatoide se ha descubierto en la sangre de los pacientes unos auto-anticuerpos que reaccionan contra determinadas partes de las inmunoglobulinas de los propios pacientes. La presencia de estos auto-anticuerpos en el suero de los pacientes con AR se denominó “factor reumatoide”.

En términos generales, la seropositividad o seronegatividad en cualquier enfermedad indica la presencia (+) o ausencia (-) de un determinado factor en la sangre (el suero) de los pacientes. En el caso de la AR, el factor reumatoide aparece en el 70-90% de los pacientes, lo que permite clasificar a los pacientes con AR en dos grupos: los que tienen positivo el factor reumatoide presentan una AR seropositiva, y los que no lo tienen presentan una AR seronegativa.

Anticuerpos anti péptido cíclico citrulinado (anti-CCP) - Se han descrito recientemente unos anticuerpos reactivos a los péptidos C citrulinados con alta sensibilidad y especificidad para la artritis reumatoide. La principal utilidad de esta prueba es que permite diagnosticar la AR en las primeras fases de la enfermedad y en aquellos pacientes que presentan un FR negativo.

Los anticuerpos anti-CCP tienen una sensibilidad para el diagnóstico de la AR superior al del FR, y mayor especificidad (95%). Su aparición puede preceder en años a la enfermedad y se relaciona con su pronóstico evolutivo. Además, sólo aparecen en el 1-3% de las personas sanas.

De acuerdo con el American College of Rheumatology, los anticuerpos CCP pueden detectarse en el 50-60% de los pacientes con AR reciente (de 3 a 6 meses después del inicio de los síntomas). La detección precoz y el diagnóstico de AR facilita que los médicos puedan empezar un tratamiento agresivo, minimizando las complicaciones asociadas y la lesión de los tejidos.

El CCP también puede solicitarse para ayudar a valorar el desarrollo probable de la AR en pacientes con artritis no diferenciada (aquellas artritis cuyos síntomas sugieren AR, pero no cumplen los criterios diagnósticos).

De las pruebas biológicas actuales, el FR y los Ac anti-CCP son los que muestran una mayor utilidad diagnóstica y pronóstica en las AR de reciente comienzo.   

Estudio metabólico completo: Conjunto de pruebas utilizadas para evaluar y monitorizar la función renal y la hepática, entre otras.

Otras valoraciones

Cuestionarios sobre el estado funcional y sobre valoración de la calidad de vida.

Evaluación global de la actividad de la enfermedad por parte del médico

Evaluación global de la actividad de la enfermedad por parte del paciente

¿Qué significado tiene el resultado de las pruebas inmunológicas?

Como ya hemos mencionado, no se pueden valorar los resultados fuera de un contexto clínico de síntomas y signos. Se diagnostican pacientes, no analíticas.

Sin embargo, si un paciente tiene un valor positivo de CCP y de FR, es muy probable que tenga AR y que desarrolle una forma severa de la enfermedad. Si un paciente tiene el CCP positivo y el FR negativo, pero presenta síntomas sugerentes de AR, es probable que tenga una AR de reciente inicio, o que la desarrolle en un futuro.

Si un paciente tiene el CCP negativo y el FR positivo, los signos y síntomas clínicos serán mucho más importantes para determinar si el paciente tiene AR u otro trastorno inflamatorio. Si un paciente presenta el CCP y el FR negativos, es poco probable que tenga una AR.

Por último, cabe recordar que el diagnóstico de la AR es sobretodo clínico, y que puede realizarse en ausencia de autoanticuerpos positivos.  

Nuevas propuestas de criterios diagnósticos para artritis reumatoide de reciente comienzo

Los criterios de la ACR de 1987, que son los criterios diagnósticos utilizados hasta la actualidad - y recomendados por la OMS- para el diagnóstico de AR, se comportan mejor para definir la enfermedad crónica que para diferenciar a los pacientes que tendrán un curso destructivo e incapacitante de la enfermedad de los que no lo tendrán. El Dr. Visser y colaboradores han publicado en 2002 una modificación de los criterios para estimar la probabilidad de enfermedad más o menos persistente y destructiva. Dentro de los criterios de laboratorio, mantienen la importancia del FR pero añaden como marcador independiente la presencia de anti-CCP.

Noticias acerca de la Artritis o la Artrosis

  • Ordenar por defecto
  • Ordenar por titulo
  • Ordenar por fecha
Cargar mas Noticias+Cargar todas las Noticias

Gracias por enviar su comentario

Reporte algún error